Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Pulsando el botón de aceptar consideramos que aceptas su uso. Mas información aquí Más información

Noches
Habitaciones
Adultos
Niños
Vallderoures/ValderrobresVallderoures/Valderobres


Experiencias

Escapada Matarrania SPA Lagaya

Desde 100,00 €
Valderrobres

Escapada relax Lagaya - Valderrobres

Desde 84,00 €
Valderrobres

Escapada Via verde Lagaya - Valderrobres

Desde 104,00 €
Valderrobres

Ruta BTT Pedales de los Ports

Desde 267,00 €
Beseit/Beceite

Alojamientos

Hotel El Castell

 
Valderrobres

La Fábrica de Solfa

 
Beseit/Beceite

Restaurantes

Restaurante Fuente del Miro

 
Valderrobres

La Fábrica de Solfa

Desde 25,00 €
Beseit/Beceite

Restaurante La Font del Pas

 
Beseit/Beceite

Restaurante Posada Guadalupe

 
Mont-Roig/Monroyo

Curiosidades

Eterna tierra de frontera

Según atestiguan los restos encontrados en la cima de la montaña la zona del Matarraña estuvo bajo el dominio de esta ibera. En el siglo II a.C. llegaron los romanos, colonizando toda la Península, y tras la ocupación visigoda, llegaron los árabes. Fue en este periodo cuando la zona comenzó a formarse tal y como la conocemos ahora. Algunas fuentes asocian al Conde Aznar Galindo como fundador del condado de Aragón y, es que, fue él el que tomó “la Caixa” como punto estratégico para dirigir sus ataques hacia los musulmanes. Es entonces cuando Valderrobres se convierte en un lugar clave en el que se enfrentarían cristianos contra almohades.

Finalmente, en el año 1169 el lugar fue conquistado por Alfonso I y seis años más tarde, en 1175, Alfonso II concedió al obispo de Zaragora el término municipal de Valderrobres para que fuera poblado y fortificado ante la amenaza africana. A partir de entonces, la iglesia zaragozana se encargó de fortificar la villa y construyó diversos monumentos que todavía hoy perduran, como la Iglesia de Santa María la Mayor y el Castillo.

El 1183 le fue concedida la Carta Puebla al pequeño municipio de Valderrobres, incluyendo dentro de su jurisdicción Mesquí y Fondespatla. Tras estos hechos, el término de Valderrobres pasó a manos de Fortuny Robert, sin embargo, en 1237 los sucesores de Robert cedieron los terrenos a los Oteiza. El hijo de éste, Pere Oteiza, no dejó descendencia, por lo que los derechos cayeron en manos de Jaime II, quien renunció y los entregó a los obispos de Zaragoza.

Está pasando

logo-bottom
evadirte!com Links