Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Pulsando el botón de aceptar consideramos que aceptas su uso. Mas información aquí Más información

Noches
Habitaciones
Adultos
Niños
Alcalà-AlcossebreAlcalà-AlcossebreAlcalà-AlcossebreAlcalà-AlcossebreAlcalà-Alcossebre


 

Alojamientos

Roulette Costa Azahar

 
Alcalà de Xivert - Alcossebre

Irta Playa 3000 Apartamentos

 
Alcalà de Xivert - Alcossebre

Al-andalus Aparthotel

 
Alcalà de Xivert - Alcossebre

Jeremias

 
Alcalà de Xivert - Alcossebre

Romana Beach Apartments

 
Alcalà de Xivert - Alcossebre

Restaurantes

Rojo Picota

Desde 15,00 €
Peñíscola

Restaurante El Faro

Desde 35,00 €
Vinaròs

Restaurant Chuanet

 
Benicarló

La Cocina de Javier Ramos

Desde 25,00 €
Vinaròs

Restaurante Bergantín

Desde 25,00 €
Vinaròs

Servicios

Mandarina Club

Desde 7,00 €
Peñíscola

La Lola Café

 
Vinaròs

Limbo Lounge

 
Vinaròs

Bodegues Besalduch-Valls

 
Sant Mateu

Especia Express

 
Vinaròs

Curiosidades

La leyenda de la Roca del Moro

Si alguna vez has estado en Alcossebre y conoces la playa del Moro, tal vez hayas oído hablar de la historia entorno a esta roca situada a escasos metros de una de las más hermosas playas del Maestrat.

La leyenda de la Roca del Moro, habla un joven campesino árabe que vivía en las proximidades del mar cerca del antiguo poblado de Alcossebre, donde un día vio pasar a una joven doncella cristiana. Embelesado por su belleza, el campesino se enamoró de ella aunque enseguida se dio cuenta del problema que suponía el abismo de la religión que les separaba.

Sin embargo y para su sorpresa, su amor se vio correspondido por la doncella cristiana, aunque para evitar el conflicto entre sus familias y religiones tuvieron que llevarlo en secreto. Como lugar de encuentro, lejos de las miradas indiscretas de sus vecinos cristianos y árabes, la que hoy llamamos la “Roca del Moro” se convirtió en el testigo silencioso de este amor prohibido. Como si de Romeo y Julieta se tratara, la historia de nuestros amigos acabó con un final trágico, cuando al ser descubiertos por sus familiares y vecinos, su amor fue proscrito.

Loco de amor, el joven árabe terminó arrojándose al mar en una noche de tormenta perdiendo la vida junta a aquella roca que fue durante tanto tiempo fue testigo de su amor.

En los años que siguieron, la joven cristiana no dejó de acudir a la roca todos y cada uno de los días de su vida, siempre con la esperanza de reencontrarse con su amor, sentándose en la roca con la mirada perdida en el horizonte y rememorando a su amado.

Tras su muerte aquel lugar empezó a llamarse la “Roca del Moro” convirtiéndose en símbolo permanente de una leyenda de amor que ha perdurado en el transcurrir de los tiempos.

  • Roca del moro en la distanca
  • Roca del moro desde una cala cercana
  • Paseando por la playa del moro
  • DSC_0207.jpg

Un estandarte con honores reales

Entre las curiosidades que rodean a la bandera de Alcalà de Xivert destaca el hecho de que en 1925, concretamente el 23 de enero, una representación del municipio, con su alcalde a la cabeza, viajó hasta Madrid con la bandera para participar en un homenaje que los Ayuntamientos de España ofrecieron a los reyes D. Alfonso XIII y Dª Victoria Eugenia.

Durante la organización del desfile se celebró una reunión en la que se leyó una lista con las banderas a las que se les debía tributar honores reales, la sorpresa para la delegación xivertense fue cuando se nombró en primer lugar a Bilbao y en segundo lugar Alcalà de Xivert, por lo que desfilaron por las calles de Madrid entre los acordes de la Marcha Real mientras las fuerzas de la guarnición les rendían honores a su paso. Esto se debió al hecho de que la bandera tiene tratamiento de Capitán General.

Un documento emitido por el secretario del Ayuntamiento de Madrid da fe del tratamiento dispensado a la bandera durante esa ceremonia.

Está pasando

logo-bottom
evadirte!com Links