Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Pulsando el botón de aceptar consideramos que aceptas su uso. Mas información aquí Más información

Noches
Habitaciones
Adultos
Niños
PeñíscolaPeñíscolaPeñíscolaPeñíscolaPeñíscola


 

Alojamientos

Tio Pepe

 
Peñíscola

Roulette Peñiscola 3*

 
Peñíscola

RH Porto Cristo

 
Peñíscola

Los Delfines

 
Peñíscola

Residencial Estibaliz

 
Peñíscola

Restaurantes

Rojo Picota

Desde 15,00 €
Peñíscola

Casa Jaime

Desde 15,00 €
Peñíscola

Mandarina Restaurant

Desde 25,00 €
Peñíscola

Restaurante El Faro

Desde 35,00 €
Vinaròs

Restaurant Chuanet

 
Benicarló

Servicios

Mandarina Club

Desde 7,00 €
Peñíscola

La Lola Café

 
Vinaròs

Limbo Lounge

 
Vinaròs

Especia Express

 
Vinaròs

De un vistazo

Herencia templaria

Tras la reconquista cristiana, esta alcazaba musulmana fue rápidamente elegida por los templarios como centro de su poder en esta zona, hoy denominada Maestrat en referencia a la máxima figura de gobierno de esta orden “el Maestre”. Sobre aquella alcazaba levantaron una fortaleza excepcional, clara muestra del estilo arquitectónico de esta enigmática orden militar que, casi sin tener tiempo de concluir la construcción del castillo, vivió su prohibición y desaparición por orden del Papa Clemente V. Posteriormente el Castillo de Peñíscola y su encomienda pasó a manos de la Orden del Hospital y finalmente a manos de la “nueva” orden de Montesa, que recibiría buena parte de las que fueran propiedades de la Orden del Temple.

5534607532_7942b266cc_b.jpeg

Ciudad papal

Por aquellas coincidencias de la historia, Peñíscola fue escenario destacado de uno de los episodios más rocambolescos de la historia de la Iglesia católica, cuando durante el Cisma de Occidente fue elegida por Benedicto XIII (Papa Luna), segundo Papa de Avignó tras Clemente VII, para su sede papal después de que Francia se opusiera a este nuevo Papa que había mostrado no ser tan manejable como sus antecesores, y que además era súbdito de la Corona de Aragón, por lo cual resultaba difícil obligarle a mantener lealtad a la monarquía francesa.

Este personaje, referente histórico de la ciudad de Peñíscola, bien merece una mención especial. Se trata de una figura universalmente conocida, a la vez que controvertida, tras su traslado a Peñíscola en 1411 convirtió el castillo en palacio y biblioteca pontificia. Durante años considerado hereje y denominado antipapa, fue un hombre íntegro, honrado, erudito y virtuoso que tuvo la osadía de perseverar en su convencimiento de verdadero Papa de la Iglesia Católica en una época marcada por guerras, ambiciones, codicias y corrupciones que afectaron incluso a las altas dignidades de la Iglesia, cuyo poder espiritual tuvo que claudicar ante el poder político y civil.

papa-luna.jpg

Ciudad moderna

En la actualidad, Peñíscola es uno de los más atractivos y modernos destinos turísticos del mediterráneo, marcado por la silueta de ese Castillo que tanta historia acumula. El gran paseo marítimo, una amplia y cada vez más moderna planta hotelera, así como modernas instalaciones y equipamientos como el Palau de Congressos de Peñíscola, han transformado el pueblo de Peñíscola en este moderno referente turístico que es hoy.

En Peñíscola encontrarás de todo, una amplia variedad de restaurantes, establecimientos de ocio, empresas de actividades de todo tipo, locales de ocio nocturna de calidad y mucho más. Todo ello en un marco incomparable compuesto por la belleza de la costa y sus playas, con una extensísima playa norte con mas de cinco kilómetros de arena fina ininterrumpida que unen hoy Peñíscola con la vecina ciudad de Benicarló, el Parque Natural y Reserva Natural Marina de la Sierra de Irta, el mismo Castillo y un entorno comarcal (Ports-Maestrat) rico en patrimonio histórico, cultural, natural y de tradiciones.

Ven y vive este espectacular destino por descubrir.

Tu punto de encuentro

Para encontrarte, espérate sentado en alguna terraza admirando la belleza de Peñiscola desde el paseo marítimo mientras tomas algo bien refrescante en alguna de los numerosos establecimientos que podrás encontrar, especialmente en la zona más cercana al Castillo. Pero si lo que quieres es perderte… lo mejor callejear por el casco antiguo de Peñiscola y la zona del Castillo

Está pasando

logo-bottom
evadirte!com Links